¡alVamos!: El descanso intantáneo – Medellín

imagen1 007

Viajo, entre pensamientos vanos,

en ideologías, corrientes y poblados,

entre momentos que van al pasado.

Así me cobija Amparo,

en el devenir oculto de los visionarios,

los que en la minucia de la simpleza, vemos lo magno;

en el caminar lento o rápido,

en la misma dirección o a otro lado,

sigo la huella de invisibles pasos,

me eleva el viento a danzar con los pájaros

que susurran melodías prófugas cantando:

-¡báila con la que sonríe por miradas de intercambio!-.

Ésta mañana salió tímido el sol a llover sus rayos,

en los colores que iluminan el negro y blanco.

Hoy no me levanté con Aurora, ella lo hizo hace rato,

noté cuando se fue, pero estaba tan exhausto,

que ni siquiera le di el último abrazo,

ni le invité a quedarse en éste sueño volando:

en la pintura del amanecer dorado,

con las aves citadinas del concierto en cantos,

 al ritmo suave de la danza del cambio,

sin la bola de cristal de los brujos y magos,

entre tantas ilusiones que en la rutina ignoramos.

Cada noche es sólo un adiós

y cada mañana me saludas con agrado;

…despierto y sigo soñando…

 y entre experiencias, pueblos y el vuelo del pájaro:

a la velocidad de la luz burlamos tiempo y espacio.

Categorías: ¡alVamos!: EL DESCANSO INSTANTANEO - Medellín | Etiquetas: , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Anfi-Teatro – El Santuario

IMG_0684

En ésta escena el frío invade mis párpados,

Las nubes se pierden en colores grisáceos,

El sol está de viajero en lugares lejanos,

Los muertos vivos siguen caminando

Por planicies y valles empinados,

Junto a los gentíos de fango.

La calma agoniza en lapsos,

el cielo llora ríos inundados,

Pues la tierra lo dejó plantado

en el horizonte a la orilla del lago;

entre las montañas más altas del altiplano,

Donde erigieron un caserío nuestros antepasados,

(las momias y cadáveres ahora están acompañados).

El pueblo de las tres efes, aún con el tesoro guardado,

No es tan feo, frío y faldudo como dicen los que ya callaron.

Categorías: Anfi-Teatro - El Santuario, AntioKia | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

El carnaval del diablo – Riosucio

1

1. Vicio, adicción, exceso, depravo:
Hay del bueno y hay del malo,
El de la cumbre y el de abajo,
De placer común y dolor extraño…
Pero de a la vez los dos, sólo los raros.
Destroyer:
“sólo algo tiene sentido si es sumamente excesivo”
 
2

2. Ayer me propuse llegar hasta dios, me levanté:
A volar me enseñó Luzbel (caí en la tentación).
 

3 3. Las palabras que sobran cuando le hablo,
al silencio en letras vibras, ¡que blanco!,
son memoria del recuerdo olvidado
Que faltan al libro de hojas en canto.
 
4
4. Cerro Ingrumá: roca dura para escalar.

5 5. En el suelo del pueblo
Está la cima del rumbo…
El centro del pensamiento:
Panorámica de Riosucio.
 
6 6. Artesanía pa’ intercambiar,
Cuadrillas pa’ cantar,
chicha pa’ emborrachar,
Chirimías pa’ bailar.
¡Uh! ¡Uh!, carnaval.
 

7 7. Lecturaleza: observar la vida como se presenta.

8 8. La soledad del caminante sin saludar,
Deambula riendo en sarcasmos.
¡Allí viene el señalamiento del humano!,
Que lloriquea por no andar acompañado.
 
9
9. El espacio sin dimensiones, la nulidad absoluta el tiempo.
En pensamientos del Kos que mutilan el orden: renazco ebrio.
 
10
10. Su majestad el diablo, llévese nuestras penas al infierno,
Siga tomando guarapo, con tanta felicidad en su infierno.

Categorías: Caldas, Colombia, El carnaval del diablo - Riosucio | Etiquetas: , , , , , , , , , | Deja un comentario

La montaña sacra – el alto de Boqueron

1
1. No hay mucho que contar
Lo poco que escribo aquí esta,
De resto solo inspirar me quedará
Para que te lances de una vez a viajar,
Y aprendas de la vida ligera que narrándose va.
2
2. El murmullo del bullicio en las pálidas ciudades,
Se tiñe en mis oídos, resuena en mis dos fanales,
El gris es el ruido, que matiza cuadros disonantes.
3
3. Los hechos emanan ideales,
El espacio nunca es constante,
Se detiene el tiempo vibrante,
La faena devenir siempre adelante.
4
4. Trabajar en la calle es el negocio más justo que hay,
Uno recibe exacto lo que da (ni menos, ni más).
5
5. El oleaje de la visión.
El cielo vela la montaña del boquerón,
La cima con paciencia espera el festón,
El viento y la niebla danzan al sol,
Y la mar-cela llegar hasta vos.
6
6. La tierra íntima usted invadió,
Cambiando en pintas de camaleón
Entre la hierba sin cortar se camuflo,
Y en miradas distraídas rapte su atención.
7
7. La escalera a la demencia.
Desnudo escalo la montaña de piedra
Por la que corre la sangre de la tierra,
Es tan fría que al sueño nos despierta,
La vida hasta los tuétanos se nos cuela;
Sol con la luna a las escondidas juega,
La felicidad aquí huele a pura esencia,
Meditación profunda que tanto sanea
Del descanso en vicio de la conciencia,
Tarea a cumplir con calma y elocuencia.
El espacio se apequeña,
El tiempo sufre de amnesia:
Los dos se hallan e integran;
Las nubes llegaron a la fiesta
Y el ventarrón danza con ellas;
Las lianas me abrazan me besan,
Me invitan hoy a dormir con ellas;
La mariposa con sus alas pinta la niebla
Y los grillos tenores con sus guías luciérnagas:
Culminan el día con la función que apenas comienza.
8
8. A la luz de la luna : (canción)
A la luz de la O, mirarte mirar…
Tras la niebla oculta,
Brillando en la oscuridad.
A la luz de la O, olerte oler…
En el viento que deambula,
En el cielo de ayer.
A la luz de la O, oírte oír,
Nota a nota en la música,
Del silencio sin fin.
A la luz de la O, tocarte tocar,
La sagrada figura,
Y en caricias profanar.
A la luz de la O, probarte probar,
De tu piel la dulzura,
Ácida al saborear.
A la luz de la O, sentirte sentir,
Esta noche que despeja,
Y amanece a ti.
[O = luna]
9
9. Invocación al gran espíritu: (canto Yagé)
Concentración,
Exploración,
Iluminación,
Percepción,
Meditación,
Realización,
Convicción,
Inspiración,
Expresión,
Sensación,
Creación,
Vibración,
Afinación,
Salvación,
Mutación,
Investigación
Concepción,
Redención,
Sanación,
Comunión,
Recepción,
Ocupación
Devoción,
Curación,
Temblor,
Corazón,
Canción,
Misión
Pasión,
Unión,
Acción,
Visión,
Amor.
Descubrimiento,
Recuerdo,
Atrevimiento,
Ingenio,
Movimiento,
Aliento,
Pensamiento,
Sueño,
Credo,
Hecho,
Vuelo.
Equilibrio,
Servicio,
Camino,
Espíritu,
Destino,
Símbolo,
Zentido,
Delirio,
Suspiro,
Oficio.
Amigo,
Experiencia,
Creencia,
Siembra,
Cosecha,
Esencia.
Sabiduría,
Medicina,
Armonía,
Caricia,
Vida.
Confianza,
Mudanza,
Alianza,
Practica,
Alma.
Causalidad,
Realidad,
Claridad,
Señal,
Ideal.
Presente,
Suerte,
Mente.
Trabajo,
Dialogo,
Animo.
Estudio,
Rumbo.
Aprendizaje,
Trance.
Quehacer,
Zen,
Fe.
Orden,
Ser.
10

10. En la montaña vivo, entre nubes de mares,
Y en climas fríos, la niebla me invade,
Junto a árboles, bichos, mitos, aves.
El rio de más cerca baja por un camino en piedra;
Del pueblo suben amigos y encendemos fogata,
Compartimos música, risas cuentos y poemas;
Escalamos la profundidad de la cascada,
La superficie de la vida atrás queda.
La neblina nos abruma tanto que nos invade:
Desde que el resplandor del sol al horizonte sale
Hasta que se acuesta al ocaso a soñar otro instante.

11

11. Estar en la cima de la montaña rodeado por la niebla,
Es zarpar al océano de leche en el barco que no navega,
Es el recuerdo de que la nada después de todo, llega.

(HASTA AQUÍ PUBLICACIÓN)

***

12

[Se extravió PC portátil en el Carmen, dentro de bolso negro.
Si lo encontró le gratifico me avise al 321 797 89 02, Christian.
(El aparato no es tan importante como la información de allí dentro)] ^^

Categorías: AntioKia, Colombia, La montaña sacra - el alto de Boqueron | Etiquetas: , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Los campos de la felicidad – Villa de Leyva

1.       ( Ayer al anochecer )
Aquí el firmamento es la casa de dios,
Mientras el sol se esconde entre las nubes grises,
Salen entre las más blancas, ¡estrellas a miles!,
Éste paraíso añora a la Eva que alguna vez expulso,
¡Vos!

2.       ( Hoy al amanecer )
En medio de éste gran sueño,
El crepúsculo trajo consigo un regalo aún no abierto,
Entre caminos empedrados y una montaña gigante en desierto,
Los colores se dejan ver, y se descubren a causa de tus destellos.

3.       El andariego deambula por ahí,
Encontrando sin buscar: su reflejo,
En cualquier sitio que ya vi,
Cualquier lugar que visita nuevo,
Mientras hoy la suerte está aquí,
Otras se quiebra el espejo.

4.       Entre – pataleo, + me sumerjo en éste lago,
Al que me lancé de un solo clavado,
No hay superficie que traspasar,
Pues  cada vez bajo a más profundidad,
En las aguas de éste océano sagrado,
Entre – nado, + cerca estoy de tu lado.

5.       El brío evapora el cuerpo,
Sudor, leve, Sutil, etéreo;
Las aguas corren en el desierto,
Nubarrones tapan el sol del contexto;
La ilusión llueve en el no-tiempo,
Y riegan el camino que es un río seco.

6.       Vuelvo al seno,
Del que vine algún día,
Cuando la noche se iba,
Y sólo era un sueño,
Que llegaba y partía,
Despertaba y dormía;
De nuevo amanezco.

7.       Una fiesta,
Sin previo aviso ni invitación,
Apenas es que comienza:
Con locura… sin razón,
Y hasta los cuerdos celebran hoy.

8.       El circulo de la vida,

La rueda Samsara,

Extensión infinita,

Intensión momentánea.

9. Devenir del recuerdo,

El Equilibrio implota,

Escape profético,

El Tambaleo explota.

 

10. El diálogo con el niño burgués.
¿A ud le pagan pa’ cantar?
Sí, el que quiera, a voluntad
Y en que se gasta la plata
En comida y hotel
¡Ah! ¿Es que ud es pobre pues?

11.   Vi directo a los ojos la felicidad,
Su rostro sin máscara ni antifaz,
Esto en un rancho a la afueras,
Casa de un par de malabaristas hermanos,
Allí en el vastísimo campo,
Donde había animalitos
Entre salvajes y domesticados:
Perros, gallos y gallinas con sus polluelos,
Gatitos, e insectos por todos lados.
Cocinábamos con leña;
Por la acolchada grama
Los zapatos no hacían falta;
Había ajedrez y cielos despejados,
Instrumentos musicales que tocar,
Malabares para jugar un rato;

Todo rincón era propicio para meditar,
Había lápices para dibujar sonrisas en rostros mojados,
Que por recuerdos a veces andan llorando;
Así es como sólo basta un mirar
Para enamorarse e ir por ahí feliceANDO. J
La poseta con los utensilios de cocina
Siempre lavados,
Pues a la vez era lavadora de ropa
Que todos usábamos.
Había un altar de recuerdos de luz
De los fraternos viajeros,
Al que oraban con su talento
Cada que era hora del rito hacerlo.
(Luna llena o antes de un espectáculo callejero).
Chapatis, ensalada de fruta, granola,
Aire, agua, tierra y fuego puros,
Experiencia y anécdotas en forma de cuento.
La tocata en plenilunio molesto tanto a los vecinos,
Que no quisieron aprovechar el arrullo de sus sueños
Por andar enajenados al fluir constante del tiempo,
Y quedarse siempre en lo “suyo” dormidos en silencio.

12.   Un muñeco hecho de una canica y un ojo de buey como ojos,
Una bolsita de flor verde como nariz,
Y un hoyo en la pared como boca diciendo: ¡Oh sí!.

http://www.youtube.com/watch?v=B1mS8XC4bD8

Categorías: Boyaca, Colombia, Los campos de la felicidad - Villa de Leyva | Etiquetas: , , , , , | 1 comentario

El templo del viaje – Bogotá

 1. Cruzo con hermanos visitantextrajeros

un par de palabras e infinidad de conocimiento:

encuentro compañeros de viaje en el Chorro de Quevedo,

en un hostal muy barato donde llegan forasteros de todos lados:

una brasilera, una alemana, dos españoles, dos peruanos,

un francés, y porteños por montónes;

alzas una roca y jajaja, ves 10 argentinos;

¡en Colombia son una plagas éstos señores!,

Los gauchos son cultura de peregrinos andalones.

 2. Viejos y nuevos amigos, des y conocidos,

grandes empresarios y mendigos de los grandes,

el concierto del sonido con el aire compartido,

nos re-integra de nuevo en una sola parte.

 3. Algunas invitaciones a lugares espirituales

para acompañar con sonido sus meditaciones con los angeles.

4. ¡Anda bohemio quiroMago!,

soledad te acompaña a todos lados

si se atora tu mano en un peñasco,

córtala antes que te haya dejado.

 

5. En el solsticio de verano se abre la última gran trampa,

celebremos el preciso cambio, con música para el alma.

 

6. – Paisa ¿ud que hace en éste mierdero?

de Bogotá ésto es la “olla” más grande.

menos mal habemos aquí cocineros,

que preparemos los alimentos a toda ésta hambre.

7. Las armas de paz y las de guerra, son tan similares que solo una cosa las diferencia:

Si en la mira esta mi cabeza, el disparo da de baja al miedo y engendra  la PAZ- ciencia.

8. Cada paso del viaje es un templo,

El camino es religión doctrina método,

Los discípulos son amigos forasteros,

Y las enseñanzas no siempre son de un maestro.

9. El intercambio de culturas

es la expresión misma fragmentada y pura,

El ensamble de cámara de la colombian – musica,

los tejido indígenas de los indígenas Aruacos,

los instrumentos primitivos de nuevo interpretados ,

el trueque de manifestaciones en la calle nos anda esperando.

 

10. Los libertadores andan ebrios por celebrar la esclavitud legal de éstos tiempos.

11. Mambeando el aire,

Soplando coca,

mascando aliento,

vibrando las neuronas.

 

12.Las escaleras menos suaves, son las del santuario Monserrate.

13. – Ésta es tu casa, éstas en tu casa.

Cuando reconocemos que nada es propio,

se torna nuestro todo.

14. Estár mas cerca al sol,

Sentir menos su calor.

15. Subí al cerro más alto de la sabana de Bogotá la grande,

me alimente del aire de las alturas mientras jugaba con el aire

a la par de los vientos mas helados y danzantes.

16. Un monumento que me produjo escalofríos. Tal vez sea San Francisco.

17. La fotografía mas fiel y casual, es producto de un descuido fugaz.

Te roban el alma sin siquiera avisar ,

Frente al lente está el que ve, y el visto esta atrás;

Veámonos en la siguiente tóma, pero por favor: sin flash.

 


Categorías: Bogota DC, Colombia, El templo del viaje - Bogotá | Etiquetas: , , , , , , , , | Deja un comentario

El enlazador de mundos – La Unión

ImagenImagen

.

.

.

.

.

.

.

.

.

1. Es la voz de la noche

en la urbe transitada,

que grita al día con derroche

y entre tanto bullicio, cálla.

.

.

.

.

Imagen

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

.

2. Las divisiones de las masas,

las banderas de un espacio,

el equilibrio del chacra,

el alma del sin ánimo,

la constitución de la nada,

el cuerpo del santo,

el silencio de los mantras,

los viajes de un sedentario.

.

3. El físico y el espiritual,

el trágico y el cómico,

el virtual y el real,

el ordinario y el mágico,

el soñado y el cumplido,

el mítico y el divino,

el sagrado y el mundano.

El que siento y el que piso,

el que llevo y el que traigo,

el que me hace y me hizo,

el que me hará cuando lo hago.

El paradisiaco y el infernal,

el quieto y el danzante,

el monstruoso y el normal,

el acertado y el errante.

El cielo y la tierra,

el averno y las aguas,

el de mientras viva

y el de cuando muera,

el de cuando llegas

y el de cuando te apartas.

.

Imagen

.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Imagen

4. A las escondidas jugando entre la gran distancia,

el tiempo nos va acercando; cuenta hasta 10 sin mirar a donde vaya,

pues ando siempre a tu lado;  es mi turno de contar:

1…2…3…4, 5…6…7…8…9 y uno falta.

justo cuando termino el cuento, te busco en silencio,

!undostres por tí! te hallo tras el sueño que nos ampara.

.
.

ImagenImagen.

.

.

.

.

.

.

.

5. Los chicos piratas andan curiosos,

Atendiendo el sonido que rompe el bullicio de cristal,

reconocen cuando habla el ruido silencioso

las olas del mar apaciguan la orilla de la isla musical;

en medio del océano que guarda el mapa del tesoro

que aparte de diamantes y oro,

contiene tu VOZ y a cantar los dos a un solo coro.

Categorías: AntioKia, Colombia, El enlazador de mundos - La Unión | Etiquetas: , , , , , , , , | Deja un comentario

El poder de la ley y el arte – La Ceja

1. Quien soy.

El reflejo del espejo al que me veo, que se proyecta infinitamente al interior.

Algo no muy exacto entre músico, poeta, mago-nagual… santo,

(mentalista, según el sabio borracho).

Ella, él, ellas, ellos, nosotros, vos, yo;

soy lo que soy, la fuerza que fluye para hacer lo que hago.

Qué hago.

Vivir, es lo único que nos queda, sí;

todo pasó, pasa, y pasará,

así como la voz del trueno que luego de la tormenta ha de callar,

así como las lágrimas del cielo que se lloran y ya se han de secar. así.

Qué música toco.

Los sonidos de nuestros viejos maestros,

los aborígenes los más sabios entre los más,

son el manifiesto de la misma divinidad musical,

que viajan sin tiempo con éste eco ancestral.

De donde soy.

Soy de aquí también allá, de ahí, de allí,

de encima, del lado, de delante y atrás,

Del mismo lugar que Don Facundo Cabral.

de alrededor, de adentro, de afuera y de acá.

 

2. Descansar a pleno día no queda nada mal,

las ráfagas se encienden con el brillo pleno,

y sale un rato a pasear el hastió con la señora negra del deseo,

eso, antes de volverse a cansar, de nuevo.

3. La ley y el arte siempre han de lidiar y conciliar,

porque mientras la una mantiene el des-orden,

la otra lo lleva a cambiar.

Aún así la función social de un POLICIA y un ARTISTA no es igual.

4. Los chamanes indígenas,

los artistas plásticos contemporáneos,

los monjes del Tíbet,

los poetas malditos,

los locos, niños, y ancianos

todos coincidimos en algo:

El que conoce en la práctica es el gran sabio,

la expresión del ser es lo que hace y vive a diario;

se resumen en servir, siendo lo que se es,

(sin intermediari@s);

el arte más sublime ya no es sólo  la música que suena ésta vez,

es la VIDA misma:

religión, la doctrina, un credo, una disciplina;

el humo que se escapa entre los dedos de mis manos.

5. Las montañas se pierden en la noche y hasta la mañana no se han de encontrar,

el hipo desaparece producto de una situación loquísima de nunca imaginar:

luego de suicidarse la luna, el sol va a su funeral; los ojos del cielo se cerraron,

las cejas que se reúnen ya mismo llegan a llorar,

y aparece la señorita gentil con su sombrilla, ella es Valentina Tranquilidad.

Categorías: AntioKia, Colombia, El poder de la ley y el arte - La Ceja | Etiquetas: , , , , , , , | Deja un comentario

El puente del riachuelo – Rionegro

1. -!usted duerme tocando!

– guau!

-brrrrrr!

Los niños, los perros callejeros y las palomas viajeras,

Son el público más perturbado que noto en cualquier acera,

Ellos miran, se acercan, escuchan, se alejan, vuelven, ladran, revolotean,

La impresión pública a la expresión personal refleja,

Al espejo donde sólo se ven los hijos de la calma y la inocencia.

2. Un mendigo que da dinero,

El sol tan radiante como el fuego,

El humo del palo santo mezclado con el del incienso,

Los cabeceos de un punkero.

Es a veces lo que me encuentro,

De cuando en vez…en cualquier momento,

Andando por ahí de viajero.

3. En un viaje sin fronteras ni rumbo,

Sin orientación ni fin, cualquier medio es justo,

Cada paso que doy es uno,

Así como cada lugar que cruzo.

4. La lluvia es una lección del cielo,

Que nos baña en lágrimas sin consuelo,

Y apaga con sonrisas las llamas del infierno;

Luego la sonrisa que mengua de la noche es su gesto.

5. Los cielos auguran una noche sin luna ni estrellas ni grises nubes,

La luz de los autos encandila como destellos fugaces a los transeúntes,

Y un río negro apenas refleja el brillo de la urbe.

Categorías: AntioKia, Colombia, El puente del riachuelo - Rionegro | Etiquetas: , , , , | 3 comentarios

La pasión y muerte del viajar – El Carmen de Viboral

1. Cada quien escoge la cruz qué cargar,

Encima nos echamos lo que creemos capaz de llevar,

Por el mundo con el madero a cuestas hemos de andar;

Peregrinando por el viacrucis que recorrimos ya,

Donde se consuman los placeres y las penas sin afán;

Dejamos unas cargas por otras así sin más,

Y Así es como nos crucificamos para resucitar.

2. Hay sitios que por más que los visite no me dejan de encariñar,

Pues cuando vuelvo de nuevo cada vez veo un paisaje sin igual,

Ya que otros ojos tengo y diferente es mi andar;

La creación nos seduce pícara, sagaz,

Nos invitar a muchas veces volverla a conquistar.

3. Nuevas herramientas de trabajo hay a bordo:

Par de totumas que sueno como maracas,

Dos campanillas de cobre y bronce,

El tambor de guasca de plátano,

La caja china, un triángulo, una carrasca,

El güiro, y un cencerro-campana de mano;

! Ah!,! y el bolso para meterlos a todos!

De un artesano uruguayo conocí el matófono de los Luthiers,

El semillaraco que es una maraca pero del que las semillas se ven,

Y la kalimba: caja mágico-musical africana;

La nave sonora cada vez llega más hondo.

4. El billete de más valor no lo da exactamente la persona más feliz,

Ni el más sobrio, ni siquiera el que aparenta riqueza sin fin;

Lo da un chileno ebrio dueño de un circo diciendo:

-Tocále a mis muchachos que son todos éstos niños que te están viendo.

5. Los cielos se abren y llega Alejo Rochat,

El músico invidente que bajo la lluvia empieza a tocar,

El público se aglomera con sombrilla en el lugar,

Suenan ritmos del pacífico colombiano

Y de Australia el Yidaki al compás;

Justo aquí en la cima del calvario

En El Carmen de Viboral.

Categorías: AntioKia, Colombia, La pasión y muerte del viajar - El Carmen de Viboral | Etiquetas: , , , , , , | Deja un comentario

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.